Efectos especiales

Reunión para estudiar efectos especiales.

Ayer nos reunimos Ángel Soldevilla y un servidor para hablar de los retos técnicos de producción y postproducción de nuestra próximo proyecto cinematográfico, aún sin título. La idea es ver cuantos efectos especiales necesita nuestro trabajo.

La localización del cortometraje está previsto que sea un amplio descansillo de un instituto, en el que hay escaleras, puertas y corchos que no deben salir en el corto. Las escaleras las evitaremos, sacándolas de cuadro y algo parecido hacemos con las puertas, pero los corchos son cosa distinta porque quedarán a la espalda de una actriz, para quitarlos y sustituirlos por una pared, una puerta y, tal vez un pasillo, usaremos un croma. La idea no es tapar toda la pared con corchos incluidos, la idea es cubrir con el croma sólo la parte de la actriz y hacer un recorte del resto, para sustituir todo el fondo con otra capa de vídeo, una técnica muy usada en cine por ofrecer muchas ventajas con muy bajo coste, eso sí, con muchas más horas de postproducción.

Para que esta técnica de buenos resultados, hay que tener ciertos cuidados en el rodaje como guardar suficiente distancia con el croma, tenerlo bien iluminado, y que no presente arrugas que puedan distorsionar el color del mismo, lo que podría arruinar el efecto.

Os dejo una foto de la reunión postvacacional y de lo que se puede conseguir con estás técnicas de efectos especiales. Tengo pensado introducir algunos efectos especiales más en el corto, algunos analógicosy otros digitales, pero eso ya será materia para futuras publicaciones!!

 

Ángel Soldevilla y David G. Rubianes estudiando los efectos especiales en común, en el Café Latino.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *